Trenes OSP de Renfe Rodalies y Media Distancia y trenes comerciales de Renfe en la estación de Francia de Barcelona. JT CURSES.
Trenes de Media Distancia y de larga distancia de Renfe en la estación de Francia de Barcelona. JT CURSES.

¿Qué son los trenes OSP y en qué se diferencian de los trenes comerciales?

Cuando hablamos de servicios ferroviarios es muy habitual diferenciar entre dos tipos: los trenes OSP y los trenes comerciales. Es una diferenciación que tiene mucho sentido, ya que la manera en la que se gestiona un tipo y el otro es muy distinta debido a las ayudas públicas que pueden recibir.

A continuación en Encarrilando de Viajarentren, te voy a contar todo sobre ambos tipos.

Trenes OSP: servicios financiados por una entidad pública

Por OSP se entiende Obligación de Servicio Público. Se trata de trenes que un Estado o autoridad pública contrata a un operador público o privado en forma de concesión a través de un contrato programa.

Por lo general, este tipo de trenes son deficitarios. Es decir, ponerlos en la vía sale más caro de lo que se ingresa con ellos.

Por este motivo, los contratos programa de trenes OSP incluyen una compensación económica que el operador recibe, de tal forma que las cuentas de la empresa encargadas de prestar el servicio no sean negativas. Además, si este operador es privado, no solo buscará evitar las pérdidas sino obtener beneficios económicos.

De esta manera, la Administración Pública garantiza que circulen trenes que son necesarios y que tienen una rentabilidad social, pero cuya explotación genera pérdidas económicas.

En España, los trenes OSP contratados por el Estado son los de Cercanías y Media Distancia, incluyendo los Avant. Además, Cataluña contrata la operación de los servicios de Rodalies.

Dado que estos trenes están subvencionados con dinero público, el Estado puede aumentar la subvención para hacer que incluso sea gratis viajar en ellos, como con el abono recurrente. O que se pueda pagar un importe muy pequeño para usarlos, como sucede con el Deutschland Ticket de Alemania.


¿Quieres seguir aprendiendo cómo funciona el ferrocarril y estar a la última?

¡Únete a nuestra newsletter gratuita Novedades de Viajarentren!
Nombre:  *
Correo electrónico: *
*
*Campos obligatorios
Acepto la  política de privacidad de Viajarentren. *

Responsable de los datos: Ferromedia Comumicación SL.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: enviar las publicaciones más importantes de Viajarentren, sobre todo aquellas con promociones de iryo, Ouigo, Renfe y otros operadores para viajar más barato.

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en viajarentren@ferromedia.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la web: viajarentren.net, así como consultar la política de privacidad.

Actualmente, todos los trenes OSP españoles están operados por Renfe. Un hecho que tendrá que cambiar a partir de 2026 debido a la liberalización del sector ferroviario. De este melón hablaré más adelante.

Cabe mencionar que los ferrocarriles autonómicos como los de EuskoTren, FGC o redes de metro también funcionan en con subvenciones. Reciben dinero público para poder mantenerse en servicio.

En otros países, los OSP incluyen trenes de larga distancia como los Intercidades de Portugal o los Intercités de Francia.

Trenes comerciales: libre competencia sin dinero público

Por otro lado tenemos los trenes llamados comerciales. Son servicios ferroviarios en los que el operador no puede recibir ningún tipo de ayuda pública. ¡Ni siquiera para comprar los trenes!

La operación ferroviaria en este tipo de trenes es un negocio al 100% que, además, está abierto a la competencia. Es decir, cualquier operador puede competir de manera libre en los servicios en los que considere que puede obtener rentabilidad.

Y esto es independiente de si esta empresa es pública o privada. Por ejemplo, los trenes comerciales de Renfe en España, de CP en Portugal o de SNCF en Francia no pueden recibir ayudas públicas.

En España, este tipo de trenes son los de alta velocidad y larga distancia. Es decir, los Ave, Alvia, Avlo, Euromed e Intercity.

Aunque los trenes comerciales deben ser rentables, ya que no permiten subvención, Renfe opera varios que son deficitarios pero que son necesarios. Para cubrir las pérdidas realiza lo que se conoce como subvención cruzada.

Es decir, con el beneficio que generan los más rentables se cubren las pérdidas de aquellos trenes que son deficitarios. Esto ha ocasionado que algunos trenes comerciales de Renfe hayan tenido que subir sus precios como consecuencia de la caída de los beneficios en las rutas con mejores resultados por la llegada de los competidores.

Trenes sinergiados

Voy a enredar un poco más el asunto, para hablar de una tercera categoría de trenes, los conocidos como trenes sinergiados.

Se trata de trenes comerciales que, en una parte de su trayecto, tienen un porcentaje de plazas asignadas para servicios OSP. Renfe hace este tipo de combinaciones en trenes de alta velocidad para ofrecer plazas con las condiciones de Avant, incluyendo sus abonos.

Un claro ejemplo es el Alvia Madrid-Salamanca, un servicio comercial que tiene la declaración de OSP para abonos Avant. Y que incluso admite el abono recurrente gratuito.

Otro ejemplo son algunos Ave Madrid-Barcelona-Figueras que, entre estas últimas dos ciudades, ofrece plazas para los billetes Avant.

Y los trenes nocturnos, ¿qué son?

A pesar de la gran utilidad de los trenes nocturnos, puede que hasta en algún corredor con un buen servicio de alta velocidad, por lo general suelen ser deficitarios. Aunque su ocupación y aprovechamiento sean del 100%.

Esto es debido a su gran coste de explotación y la poca capacidad que tienen debido a que llevan plazas acostadas.

En España, los desaparecidos Estrella y Trenhotel eran servicios de larga distancia. Y por ello eran trenes comerciales… Deficitarios. Sin posibilidad de recibir subvenciones.

Mientras tanto, en otros países europeos los trenes nocturnos se han incluido como OSP y reciben dinero público. Además, debido a otros factores como que en su recorrido paran en bastantes núcleos urbanos grandes, algunos de ellos tienen más facilidad para ser rentables.

El regreso a España de los trenes nocturnos depende, entonces, de que el gobierno los declare OSP y lance un concurso para operarlos. O de que alguna empresa ferroviaria encuentre la fórmula para hacerlos rentables sin recibir ayudas públicas.

Lo último

Destacamos